OMPRESS-MOZAMBIQUE (21-06-21) Es la emisora católica de la diócesis de Pemba, en la costa norte de Mozambique, precisamente la zona más afectada por la guerra y la crisis humanitaria consecuencia de ella. Esta radio, para continuar con su actividad, ha recibido la ayuda de las Obras Misionales Pontificias y al asesoramiento de Signis.

Signis es la Asociación Católica Mundial para la Comunicación y, desde 2001, año de su creación, encauza los proyectos y ayudas de las Obras Misionales Pontificias, sobre todo de la Obra de la Propagación de la Fe, dirigidos a la evangelización por los medios de comunicación. En esta entrevista concedida a Signis, el padre Fonseca Kwiriwi, CP, que trabaja en Radio Sem Fronteiras de Pemba, explica la importancia de estas ayudas para esta radio que tiene un papel crucial en el periodo de crisis y conflicto que atraviesa la provincia de Cabo Delgado, donde está ubicada.

¿Podría contarnos más sobre el impacto humano que tendrá este proyecto en su comunidad?

Padre Fonseca Kwiriwi: Radio Sem Fronteiras es una emisora de radio de la provincia de Cabo Delgado en Mozambique. La región ha sido devastada por una guerra que desembocó en una crisis humanitaria y provocó el desplazamiento de 730.000 personas. Apoyar la radio significa impulsar la comunicación en la zona, ya que la radio ofrece programas de capacitación e información que contribuyen al desarrollo del capital humano. A partir de las interacciones con los oyentes, sabemos que los programas de evangelización, sociales, políticos y culturales son fundamentales para consolidar una sociedad afectada por la guerra y el covid-19.

¿Qué nos puede contar sobre la comunidad a la que llega la radio?

La diócesis de Pemba cubre toda la provincia de Cabo Delgado, al norte de Mozambique, con más de 350.000 cristianos y una población de 2.600.000. El 60% de la población son jóvenes y la mayoría vive en zonas rurales. Aproximadamente el 80% de la población vive en extrema pobreza. La tasa de analfabetismo es muy alta, especialmente entre las mujeres, ya que las niñas se ven obligadas a contraer matrimonios precoces. En la provincia se hablan cinco idiomas: portugués, emakhuwa, shimakonde, kimwani y kiswahili. Con una gran parte de la población de la costa que practica el Islam, la cultura árabe está muy presente en la cocina, en la música y la danza. La diócesis de Pemba tiene 17 parroquias y dos áreas pastorales (parroquias en creación). Faltan misioneros para cubrir más la dimensión pastoral. El clero local está formado por pocos sacerdotes pero ha acogido a muchos seminaristas en los últimos años. La pobreza extrema en la diócesis dificulta la construcción de parroquias y capillas adecuadas. El acceso a Internet y televisión es limitado y, de hecho, solo están disponibles en la ciudad de Pemba y en algunas sedes de distrito.

¿Hay alguna historia concreta que recuerde de estos últimos años trabajando en la radio?

Sí. En más de tres años de guerra, informamos de testimonios de mujeres que escaparon de los terroristas. Una de ellas se presentó en Pemba tras una semana de caminar por los bosques de Cabo Delgado con su bebé en su regazo. Cuando llegó a Pemba, cansada y con los pies destrozados, fue asistida por personas solidarias, y Caritas Pemba la ayudó con kits de comida, material de higiene y alojamiento.

¿Por qué cree que la Obra de la Propagación de la Fe debería seguir apoyando este tipo de proyectos?

Porque la radio realiza una relevante acción pastoral, social y política. El proyecto beneficia no solo a la diócesis de Pemba y la provincia de Cabo Delgado, sino también al país, ya que la radio web (www.radiosemfronteiras.co.mz) es accesible para todos y no se limita a las ondas 102.1 FM. Obtener apoyo anual permite una cobertura de radio más amplia, así como una mejor capacitación y mantenimiento de los equipos de radio. Estamos muy agradecidos por el apoyo que hemos recibido hasta ahora.