OMPRESS-MADRID (7-04-22) Cómo se fundó la Obra de la Propagación de la Fe, el Domund, es el hilo conductor de la nueva entrega de “Pequeñas historias misioneras”, el programa producido por las Obras Misionales Pontificias en Radio María y que recoge, de una manera amena, historias de la misión y de sus protagonistas.

El programa se emite cada quince días en la madrugada del domingo y es una apuesta de las Obras Misionales Pontificias por hacer llegar el lado más atractivo de la misión a los oyentes de Radio María y a cualquiera que quiera bajarse a su dispositivo una de estas historias, ya sea desde la página web de Radio María, o desde el Ivoox de las Obras Misionales Pontificias.

El último programa, el número 14, se dedica a la fundación del Domund, la Obra de la Propagación de la Fe, el 3 de mayo de 1822, por Pauline Jaricot, que será beatificada precisamente este próximo 22 mayo de 2022. Se cumplen doscientos años del comienzo de la obra fundada por esta joven que apenas había pasado la veintena. Se hablará de su “conversión” de niña bien a mujer de Dios, de su entorno y, sobre todo, de su idea que hizo de la cooperación misionera un cauce de universalidad para cualquier católico de a pie. Todo ello sin olvidar cuánto fue la recaudación del primer Domund.

En “Pequeñas historias misioneras”, se ha contado el milagro del arroz, sucedido en España en 1949, ligado a la figura de San Juan Macías, fraile dominico lego y compañero de San Martín de Porres, el famoso “Fray Escoba”. Otro de los protagonistas, ha sido Sebastián Bonjorn, un misionero que fue el sueño de su madre, y la labor que realizó en los barrios marginales de Bogotá. La historia de una niña china cuyo nombre no conocemos, mártir de la Eucaristía, y de Paul Tchen, el primer mártir de Infancia Misionera. Son las pequeñas historias que jalonan la gran historia del plan y misión que Dios ha confiado a tantas mujeres y hombres de llevar el Evangelio hasta los confines del mundo. Relatos que suscitan admiración y también la alegría y gratitud ante la labor que Dios hace en cada persona que se entrega a su amor.