OMPRESS-AUSTRALIA (8-04-21) Santa Mary MacKillop, la primera santa australiana fue una gran viajera. Su vocación de misionera y educadora la llevó por toda Australia y Nueva Zelanda. “The Aussie Camino” recorre la ruta de esta santa desde Portland a Penola, en el sur de Australia. “Aussie” es la forma cariñosa con que se denomina a los australianos, y fueron tres “aussies”, tres compañeros de trabajo quienes, en abril de 2013, emprendieron una peregrinación a la que llamaron el “camino australiano”, con el término español camino, para hacer referencia al Camino de Santiago. Durante el recorrido hablaron de historia, de tradiciones y de los antiguos peregrinos: ¿Por qué solo hay caminos en Europa y Tierra Santa? ¿Por qué no podemos tener uno aquí? Ahora que tenemos una santa propia, Santa Mary MacKillop – había sido canonizada en el 2010 –, ¿por qué no inspirarnos en ella?

Decidieron que fuera el “camino” que recorrió la santa desde Portland, en el Estado de Victoria, hasta Penola, en el Estado de Australia del Sur, y que le llevó a fundar la congregación de las Hermanas de San José del Sagrado Corazón. Era 1866 y fueron 160 kilómetros. Así que, siguiendo las tradiciones del Camino de Santiago de Compostela, los peregrinos del camino “aussie” reciben guía, pasaporte, concha de vieira y se hospedan en los pueblos que atraviesan siguiendo su ruta. Incluso tiene su propia página web.

Santa Mary MacKillop era una gran viajera. Su labor la llevó por toda Australia y Nueva Zelanda, pero también recorrió Europa. Nació en 1842 en Fitzroy, cerca de Melbourne. Su padre Alexander había sido seminarista e incluso había estudiado en Roma antes de emigrar con su esposa Flora, a Australia, desde Inverness, Escocia, por lo que recibió de él una muy buena educación. Desde joven sintió la llamada a la vida religiosa y a fundar una congregación australiana que afrontara la situación de la naciente Iglesia australiana. Fue el 19 de marzo de 1866, tras su “camino” cuando fundó en Penola la congregación de las “Hermanas de San José del Sagrado Corazón”, que pronto se extendieron por todo el sur de Australia. En 1873 en Roma, María obtuvo la aprobación pontificia de la congregación y aprovechó para viajar por Europa, visitando escuelas y observando los métodos de enseñanza. En sus viajes por Australasia, estableció escuelas, comunidades e instituciones de caridad. El 11 de mayo de 1901 sufrió un derrame cerebral en Rotorua, Nueva Zelanda. Aunque conservó sus facultades mentales, vivió inválida hasta su muerte en Sydney el 8 de agosto de 1909. Mary fue beatificada el 19 de enero de 1995 en el hipódromo de Randwick, Sydney, en una misa celebrada por el Papa Juan Pablo II. Fue canonizada, con el nombre que adoptó como religiosa, Santa María de la Cruz, tuvo lugar en Roma el 17 de octubre de 2010.