OMPRESS-INDIA (7-06-21) La St Francis Leprosy Guild es una institución que lleva 125 años ayudando a leprosos en la India desde que la fundara Kate Marsden, inspirada en el ejemplo de San Damián de Molokai. Lanzan un llamamiento a no olvidar a estos enfermos en medio del tsunami de covid que sufre la India. En la India que suma el 60% de quienes sufren esta enfermedad apoyan 16 centros. Uno de ellos es el St Anthony’s Center, un centro de rehabilitación de lepra, en Prakasam, en el Estado de Andhra Pradesh, donde son muy conscientes del efecto que el covid-19 podría tener en la salud de las personas afectadas por la lepra.

“Lamento mucho informarles sobre el tsunami de corona que estamos experimentando”, decía el padre Innaiah Govindu, al frente del St Anthony, con la voz llena de angustia. “El brote del virus se ha extendido por todas partes y está causando una enorme destrucción de vidas humanas. Día a día la situación se va descontrolando y se producen muertes masivas por falta de asistencia médica, oxígeno, camas en los hospitales. Podemos escuchar a la gente gemir y a los pacientes jadeando mientras respiran dentro y fuera de los hospitales. Los pacientes se agolpan, pero la situación no tiene solución. La vida se ha paralizado en todas partes”.

“Nuestros residentes de la comunidad de lepra también están afectados por covid-19. Los he mantenido en cuarentena domiciliaria y los hemos tratado lo mejor que hemos podido”, contaba el padre Innaiah. “Cuando los pacientes normales luchan por un lugar en los hospitales, es casi inútil mencionar la difícil situación de estas personas vulnerables y desatendidas con lepra. En este momento, sentimos el miedo y el peligro y no sabemos cuál será nuestro destino”. “Después de distribuir medicinas y realizar funerales, yo mismo he dado positivo por covid-19”, añadía. “Con mucha dificultad logré hacerme con dos dosis de ‘remdesivir’ y me estoy recuperando. Sin embargo, necesito hacerme más pruebas y continuar con la medicación. Hay una gran demanda de medicamentos y, a veces, nos vemos obligados a comprar a intermediarios por un precio más alto”, agregó. “Muchas personas, incluidos 140 sacerdotes en toda la India, perdieron la vida en un lapso de 20 días en el mes de mayo de 2021 debido al covid-19 y muchas personas están sufriendo. Muchos sacerdotes jóvenes de entre 35 y 40 años han perdido sus preciosas vidas”.

Ante esta situación y dado que el mundo está sufriendo los efectos del covid-19, es difícil darse cuenta de que existe otra enfermedad terrible. Como explicaban desde el St Francis Leprosy Guild que ha seguido apoyando en estos difíciles tiempos a los centros de ayuda a los leprosos, su gran preocupación es que las personas con lepra pueden no estar recibiendo su tratamiento básico contra la lepra, ya que los proveedores de servicios médicos están priorizando el covid-19 por encima de todo. Es fundamental que las personas con lepra reciban MDT, de lo contrario existe el riesgo de que desarrollen discapacidades terribles.

En la actualidad, St Anthony’s alberga a 46 pacientes con lepra: 26 mujeres y 20 hombres. Además, hay 19 niños cuyos padres sufren de lepra (siete niños de escuela primaria, ocho niños de escuela secundaria y cuatro estudiantes universitarios) y cinco parejas casadas. La cifra total es de 75 personas.