OMPRESS-CÁCERES (28-04-21) Es lo que pregunta con espontaneidad María Remedios, una donante y colaboradora cacereña con la Jornada de Vocaciones Nativas, para quien el apoyo a estas vocaciones forma parte de su vida. La Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Jornada de Vocaciones Nativas, se celebró el pasado domingo 25 de abril con el lema “¿Para quién soy yo?”. Este día, los cristianos se han unido para rezar por las vocaciones y para ayudar a aquellas que, en territorios de misión, no tienen los medios suficientes para terminar sus estudios al sacerdocio o a la vida consagrada. Muchas personas siguen colaborando a lo largo del año con estos jóvenes ofreciendo alguna ayuda o una beca de estudios, como María Remedios, de la diócesis de Coria-Cáceres, que nos deja en un vídeo su testimonio:

“Quién no ha soñado en sus años jóvenes ser misionera, quién no ha soñado que tal vez un hijo fuera el encargado de llevar la alegría del Evangelio a los países de misión. Pues a pesar de los años puedes seguir soñando ya que el Señor llama, y la respuesta es abundante por parte de los jóvenes de países africanos, tradicionalmente países de misión, donde los problemas económicos son evidentes y dificultan su formación. Tú puedes ayudar económicamente a la realización vocacional de estos jóvenes. Colabora con la campaña ‘operación primavera de la Iglesia’”.

Más información y formas de colaborar en www.vocacionesnativas.es.