OMPRESS-TOLEDO (10-02-22) Desde el próximo 22 de febrero, el arzobispo de Toledo, Mons. Francisco Cerro, visitará las misiones diocesanas de la archidiócesis de Toledo, en Perú, Moyobamba y Lurín, en una visita que se prolongará hasta el 3 de marzo. La presencia en Lurín de sacerdotes toledanos se remonta a 1994. En el caso de la prelatura de Moyobamba, a 2004.

La Delegación Diocesana de Misiones toledana ha presentado el programa del próximo viaje pastoral que va a desarrollar el arzobispo de Toledo, Mons. Francisco Cerro Chaves, a Moyobamba y Lurín, dos enclaves en Perú, donde existe presencia de sacerdotes diocesanos que prestan su servicio pastoral en el ámbito misionero. El arzobispo de Toledo estará acompañado por José Carlos Arellano, delegado diocesano de Misiones.

El itinerario dará comienzo el próximo 22 de febrero, cuando Mons. Cerro llegará, acompañado del delegado diocesano de Misiones, al aeropuerto de Tarapoto. El sacerdote D. Francisco Lunar hará de anfitrión para llevarlos hacia la ciudad de Moyobamba. Posteriormente se dirigirán hacia Moyobamba, donde será recibido por el obispo-prelado, Mons. Rafael Escudero López-Brea. Ese mismo día, todos los sacerdotes comenzarán una tanda de ejercicios espirituales que dirigirá el propio Arzobispo. Son un total de 15 sacerdotes diocesanos los que trabajan pastoralmente en Perú: 10 sacerdotes en la prelatura de Moyobamba y 5 sacerdotes en la diócesis de Lurín. Los ejercicios espirituales finalizarán en la mañana del sábado, 26 de febrero, momento en que don Francisco Cerro se dirigirá hacia Cajamarca, acompañado por los sacerdotes D. David Sánchez y D. Miguel Ángel Gómez.

Posteriormente, el domingo, 27 de febrero, será la recepción en la parroquia de Santiago Apóstol, en la ciudad de Moyobamba. En esta ocasión los sacerdotes D. Jaime Ruiz del Castillo, D. José Joaquín Morales y D. Marek Duliniec harán de anfitriones. También durante este último domingo de febrero, Mons. Cerro visitará el Seminario Mayor “San José” y el Seminario Menor “San Juan Pablo II” donde será recibido por los sacerdotes D. Santos García-Mochales y D. Carlos-Wenceslao Flores, formadores en sendas instituciones.

La jornada del 28 de febrero dará comienzo muy temprano, ya que el arzobispo de Toledo visitará las parroquias de Juanjuí y Bellavista. Los sacerdotes D. Enrique Rodríguez y D. Francisco Lunar acompañarán al arzobispo. El día 1 de marzo, el prelado viajará a Lima, desde el aeropuerto de Tarapoto. En la capital peruana será recibido por los sacerdotes D. Gustavo Molina y D. Javier Mata. Ese día conocerá la parroquia de “Cristo de Pachacamilla” y se encontrará con el obispo de Lurín, Mons. Carlos Enrique García Camader.

Mons. Francisco Cerro presidirá la Misa, con motivo del comienzo de la Cuaresma, el día 2 de marzo, en la catedral de Lurín. También, ese día, se encontrará con los sacerdotes, hermanos, D. Julio Alonso y D. José Manuel Alonso, quienes le acompañarán a conocer “Sembrado Esperanza”, un centro de acogida de personas enfermas y abandonadas “que se sostiene de la providencia y cuenta con el apoyo de los dos hermanos sacerdotes”. Así lo explica el delegado diocesano de Misiones. Igualmente, ese día, Mons. Cerro visitará “Cerro Basilio”, un asentamiento humano, donde el nivel de pobreza humana es bastante elevado.

El día 3 de marzo, será el turno para conocer la parroquia de la Inmaculada Concepción de Lurín, donde será recibido por D. Juan Carlos Mayoral. Durante el almuerzo, donde se congregarán todos los sacerdotes toledanos que trabajan en Lurín, Mons. Cerro podrá escuchar el testimonio del trabajo misionero que se desarrolla en esta zona de la capital peruana.