OMPRESS-MADRID (27-01-22) Con la fecha de llegada a los cines el próximo 25 de marzo, “Llegaron de noche”, del director vasco Imanol Uribe, es una apasionante historia basada en el testimonio real de Lucía, la única testigo en el crimen de Ignacio Ellacuría y sus compañeros, en la Universidad Centroamericana de El Salvador.

Protagonizada por Juana Acosta, Juan Carlos Martínez y Ben Temple, con la colaboración especial de Karra Elejalde, en el papel de Ignacio Ellacuría, y Carmelo Gómez como el padre Tojeira, ya está disponible el tráiler oficial. La película relata los hechos que tuvieron lugar la madrugada del 16 de noviembre de 1989, en plena guerra civil salvadoreña, seis sacerdotes jesuitas, profesores universitarios, y dos empleadas fueron asesinados en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) en San Salvador. La noticia tiene una inmediata repercusión internacional, porque además de la barbarie, entre los sacerdotes asesinados se encuentra un intelectual de prestigio, Ignacio Ellacuría. La posición de los Jesuitas de la UCA era inmejorable para mediar en un previsible acuerdo de paz y su talante sin tacha, la herramienta ideal para poner fin a una década de guerra cruenta en el país centroamericano. Inmediatamente el Gobierno culpabiliza a la guerrilla del FMLN, pero una testigo presencial echa por tierra la versión oficial. Se llama Lucía Barrera de Cerna y trabaja como empleada de la limpieza en la UCA. Aquella noche ella vio quiénes fueron los verdaderos asesinos: el Ejército. Su testimonio será clave para esclarecer la verdad y hacer justicia, pero además cambiará para siempre su vida y la de su familia.

Rodada el pasado invierno entre España y Colombia, la película que originalmente se anunció bajo el título “La Mirada de Lucía”, se presentará definitivamente como “Llegaron de noche”, en alusión a la premonición del propio Ellacuría a quien en un momento de la cinta se escucha decir: “Si me matan de día sabrán que ha sido la guerrilla, pero si llegan de noche serán los militares los que me maten”.

La película, que recoge los acontecimientos que sobrecogieron a toda una generación, es, más allá de su trasfondo político y social, una historia de personajes, de su lucha por la verdad y la justicia en un país en guerra y de su afán por superar ese momento de horror.

“Mi nacimiento en El Salvador, mi educación con los Jesuitas y la admiración que sentía por Ellacuría y su grupo, están en el origen de esta película”, afirma el director, ganador de un Goya. “El caso Ellacuría, la matanza de los jesuitas en El Salvador en 1989, es uno de los acontecimientos informativos que personalmente más me han impactado en el momento de conocerlo. En mi memoria ocupa el mismo rango de sorpresa y desconcierto que me produjeron en su día el asesinato del presidente Kennedy o la muerte de Carrero Blanco.” confiesa Imanol Uribe.

El guion cuenta con el visto bueno de la Compañía de Jesús, que ha asesorado en los últimos meses a los productores tanto desde España como desde El Salvador. “Tomamos la idea de Uribe de hacer esta película con una gran ilusión. Lo importante del proyecto es que nos invita a tener memoria. A no caer en el olvido de lo que ocurrió en 1989 y de lo que ha estado ocurriendo en muchos lugares de Latinoamérica y Centroamérica que es la vivencia persistente de la injusticia y la violencia y que todavía hoy, la Compañía de Jesús trata de responder a través de las instituciones que tiene en esos países” – apuntó el provincial de la Compañía en nuestro país, Antonio España, quien visitó el rodaje el mismo día que se ponía en marcha el rodaje.