OMPRESS-MADRID (3-11-21) Así lo ha expresado la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una carta dirigida al Delegado Episcopal de Misiones de Madrid, Manuel Cuervo, en la que afirma tener muy presentes a los misioneros que llevan consuelo a tantas personas en el mundo.

Deseando que la celebración de la Jornada Mundial de las Misiones haya cumplido con creces sus objetivos, la presidenta de la Comunidad de Madrid, expresaba que el Domund “es una causa que todos los madrileños sentimos muy cercana y en cuya recolecta hemos contribuidos desde niños, encantados con la responsabilidad de blandir una hucha del Domund con la que ayudar a paliar tantas injusticias”.

Isabel Díaz Ayuso manifestaba en la carta que “tiene siempre muy presente a los misioneros que han renunciado a sus familias para llevar consuelo, fe, esperanza y ayuda material a quienes más lo necesitan”. Señalaba además que los había recordado el domingo del Domund pero también cada vez que tiene ocasión: “El pasado 8 de marzo, por ejemplo, en la entrega de reconocimientos de la Comunidad de Madrid – uno de los cuales recayó en las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl – al mencionar explícitamente a los 20 misioneros que el año pasado fueron asesinados”.

Añadía además que “es un honor que 564 misioneros estén dispuestos a entregar su vida por los demás en 83 países de todo el mundo”. La presidenta del ejecutivo madrileño se despedía expresando su deseo de conocer la Delegación de Misiones de Madrid.

También el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha enviado una misiva en la que mostraba su simpatía por la celebración del Domund: “Confío en la generosidad de los madrileños y que nuestra diócesis haya tenido ocasión de recaudar fondos suficientes para seguir dando a conocer y fomentar las vocaciones misioneras”.