OMPRESS-ZARAGOZA (6-07-21) Será el próximo lunes 12 cuando la Iglesia de Zaragoza recuerde a las misioneras y misioneros que partieron de ella para anunciar el Evangelio, una celebración que coincide con el patrono de los misioneros zaragozanos, San Ignacio Clemente Delgado. Como toda celebración en una diócesis del Día del Misionero Diocesano, es una oportunidad para agradecer a Dios que suscitara vocaciones misioneras en una Iglesia local que, gracias a los misioneros, se vuelve católica, universal. El lema de este día, “Hermanos de todos, hermanos nuestros”, refleja esta realidad de quienes han abierto su corazón al mundo desde una Iglesia local.

La celebración de este día coincide en Zaragoza con la memoria litúrgica de San Ignacio Clemente Delgado y Cebrián, OP, misionero y mártir en Vietnam, desde que fuera canonizado en 1988 por el Papa Juan Pablo II, y se le invocara como patrono de los misioneros zaragozanos. El acto central será la Eucaristía en el Altar Mayor de la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, a las 12:00h, en la que se pedirá especialmente por los misioneros fallecidos este año.

La archidiócesis de Zaragoza cuenta actualmente con 185 misioneros en activo, que están trabajando pastoralmente en la missio ad gentes: 113 en América, 34 en África, 17 en Asia, y 21 en Europa. De los cuales 17 son misioneros laicos, 107 religiosas, 45 religiosos, y 14 sacerdotes.

Como explican desde la Delegación Diocesana de Misiones zaragozana, “los misioneros aportan una gran riqueza a la vida de nuestra archidiócesis. Al marchar fuera, no los hemos perdido sino que su testimonio motiva, anima, provoca que aquí vivamos también la ‘misión en salida’. Son una bendición cada vez que vienen, cada vez que se comunican, cada vez que comparten con nosotros sus vidas. Hacen tanto bien a sus conocidos y a aquellos a los que hacemos conocer, que apoyarlos es fortalecernos en la fe”. Añaden que durante esta jornada pedirán “a la Virgen, nuestra Madre, Estrella de la Evangelización y Reina de las Misiones, que acompañe a los misioneros en su entrega y les conceda el don de perseverancia en su compromiso de dar a conocer a Jesucristo, nuestro Salvador y compartir el Evangelio con quienes no lo conocen”.