OMPRESS-PERÚ (14-07-21) Fue en 1946, hace 75 años cuando el Papa Pío XII creaba la entonces Prefectura Apostólica de San Francisco Javier del Marañón, y se la confiaba a la Compañía de Jesús. Tres cuartos de siglo después siguen con el mismo ímpetu de los primeros misioneros que llegaron. Dos años antes, en preparación a la creación de la prefectura, habían empezado a acudir los primeros misioneros. El primero de ellos fue el padre Palacios, Porque dos años antes, llegó fue “el padre Palacios. Era un misionero en la India a quien se le confío venir a inspeccionar o a revisar y confirmar el territorio”, recuerda el actual obispo del vicariato, Mons. Alfredo Vizcarra, “y eso fue lo que hizo, llegó en el año 1944 acá. Al llegar a Bellavista, celebró la primera misa”. Ahora el obispo pide a todos los fieles que recuerden, de manera especial, a los catequistas que tanto han aportado en la historia social de este territorio.

En recuerdo de aquellos pioneros, y en el de tantos misioneros, misioneras, laicos, laicas y agentes pastorales que dejaron buena parte de su vida al servicio de las comunidades cristianas de todo el Vicariato Apostólico de Jaén, el pasado 29 de junio tuvo lugar una Eucaristía en Bellavista, donde todo empezó. Ha sido uno de los primeros eventos en conmemoración de los 75 años de este vicariato que cuenta, en la actualidad, con un territorio es de 32.572 km2.

El diseño de un logotipo, la elección de un lema y la composición de un himno conmemorativo son solo tres de los concursos programados. Los dos primeros ya se realizaron, como lema se escogió “75 años en caridad y al servicio del prójimo” y, en este mes de julio, la feligresía está esperando saber cuál es el himno ganador. Una melodía cuya letra podrá, si así se desea, sonar en cualquiera de los tres idiomas presentes en el Vicariato: castellano, awajún o wampís. El 31 de julio se conocerá la letra y música escogidas.

El padre Ramiro Vega, director del Centro Pastoral del Vicariato San Francisco Javier de Jaén y encargado de la coordinación de las actividades por el aniversario, comenta que también habrá un concurso de coreografía, en agosto, y una exposición fotográfica, en septiembre. De la evolución de la pandemia dependerá si esta es virtual o presencial. Sin embargo, uno de los principales propósitos y quehaceres que tendrán los párrocos será rescatar la historia. “Aunque tenemos libros del padre Martín Cuesta y del padre Guallar sobre la historia, todavía se cuenta con fuentes orales de aquellas primeras décadas que son muy valiosas. Por eso queremos que cada sacerdote se dé el tiempo de recabarlas para que eso se sistematice y se obtenga una línea del tiempo mucho más rica, que nazca de la gente”, explica el misionero jesuita.

No sería hasta 1971 que se elevase la Prefectura Apostólica de San Francisco Javier, a Vicariato Apostólico, designando a Monseñor Antonio de Hornedo Correa SJ., como primer Obispo Vicario Apostólico.