OMPRESS-PERÚ (14-07-21) Los yaneshas son uno de los 51 pueblos indígenas amazónicos reconocidos oficialmente en Perú. El Vicariato apostólico de San Ramón en el que se viven las cerca de 5.000 personas que integran esta etnia está volcado en que su riqueza cultural y su sabiduría ancestral no se pierdan.

Entre las acciones que se llevan a cabo de modo conjunto entre el Vicariato, a través de Cáritas Selva Central, y la comunidad yanesha, hace unos días se presentaron en la comunidad San Francisco de Pichanaz, en el distrito de Villa Rica, provincia de Oxapampa (Pasco) dos cortometrajes y dos manuales impresos que rescatan diferentes cuestiones enraizadas en este pueblo.

Uno de esos manuales pone en valor la gran riqueza y conocimiento que el pueblo yanesha tiene de las plantas medicinales. “En la cosmovisión yanesha, el conocimiento de las propiedades preventivas y curativas de las hojas, tallos y raíces del entorno, es baluarte que se debe preservar como parte de su cultura. Las y los sabios de cada comunidad mantienen aún estas tradiciones, que se transmiten de padres a hijos. Es por ello que consideramos importante difundir dichos conocimientos”, reza la introducción del manual. Se han identificado y detallado un total de 69 plantas.

El otro manual rescata cuentos, cantos e historias que, además, se presentan en formato bilingüe porque han sido traducidos a lengua yanesha e ilustrados con dibujos representativos de ellos mismos. Se recogen los mitos del pueblo yanesha sobre el origen del sol y la luna o el origen de las plantas curativas.

Estas acciones se enmarcan dentro del Proyecto “Empoderamiento y Desarrollo Sostenible de las Comunidades Yanesha del Río Cacazu”. Se trata de un proyecto que busca preservar y transmitir a las generaciones futuras la riqueza de su cultura ancestral y ha sido desarrollado por Cáritas Selva Central con el apoyo del Ayuntamiento de Burgos y la ONG Persona Solidaridad de Burgos.

Según datos oficiales, el pueblo yanesha cuenta con menos de 5.000 personas que se autoidentifican y reconocen como parte de él. Es uno de los 51 pueblos indígenas amazónicos reconocidos oficialmente en Perú. Y aunque numéricamente es un pueblo pequeño, sus miembros están resueltos a mantener viva su cultura y tradiciones, sin olvidar el legado de sus antepasados. A su lado tienen, desde hace años, a la Iglesia local y sus instituciones que, con monseñor Gerardo Zerdín a la cabeza, el vicario apostólico de San Ramón, dan prioridad a la educación, la cultura y la identidad como pilares fundamentales de la evangelización en la Amazonía.

Una evidencia del acompañamiento y cercanía con el pueblo yanesha es que este idioma es, a pesar de sus pocos hablantes, uno de los seis en los que los estudiantes pueden estudiar en la Universidad Católica Sedes Sapientiae NOPOKI de Atalaya.