OMPRESS-INDIA (16-02-22) Aumenta el número de firmas en la India que respaldan la petición dirigida al presidente de la India, lanzada por el National Solidarity Forum (NSF) contra las leyes anticonversión, un instrumento de persecución utilizado contra cristianos y musulmanes.

Las conocidas como leyes anticonversión han sido aprobadas en varios estados indios como Uttar Pradesh, Gujarat y Madhya Pradesh, que tienen en común el estar gobernados por el Partido Bharatiya Janata (BJP), un partido pro-hindú nacionalista. “Los ataques a las minorías han aumentado considerablemente en los últimos años, ya que estas leyes se utilizan contra la dignidad de cristianos y musulmanes, especialmente de mujeres, dalits y adivasi”, explican los impulsores de esta petición entre los que está Mons. Pierre Machado, arzobispo de Bangalore.

Ya son muchos años de violencia e intimidación. De hecho, el National Solidarity Forum (NSF), quien presenta esta petición, es una red de varios grupos e individuos formada en 2007-2008 tras los disturbios anticristianos en Kandhamal. Los firmantes, entre los que están ciudadanos indios reconocidos como Margaret Alva (ex gobernador de los estados de Goa, Gujarat, Rajasthan y Uttarakhand), piden la eliminación de todas estas leyes, ante un nuevo paso que se va a dar en el estado de Karnataka, en el sur del país, que está a punto de poner en práctica su propia ley contra las conversiones religiosas.

Se espera que la Ley de Protección de la Libertad Religiosa de Karnataka, aprobada por el parlamento de este estado el pasado 24 de diciembre, sea aprobada por la cámara alta a finales de mes. “Dondequiera que se aprueban leyes contra la conversión, irónicamente llamadas ‘leyes de libertad religiosa’, se convierten en una justificación para la persecución de las minorías y otras comunidades marginadas”, lamenta la petición.

“Los ataques a las minorías se han incrementado considerablemente en los últimos años, ya que esta ley ha sido utilizada como arma contra la dignidad de cristianos y musulmanes, especialmente de las mujeres y entre quienes pertenecen a las comunidades dalit y adivasis”, subraya la petición, dirigida al presidente de la India, Ram Nath Kovind, que pertenece precisamente al Partido Bharatiya Janata (BJP). Los firmantes van desde un almirante, Laxminarayan Ramdas, exjefe de la Marina de la India; a la conocida bailarina y coreógrafa Mallika Sarabhai, pasando por el activista social Medha Patkar, o el miembro del Partido del Congreso, Mani Shankar Aiyar.

La petición llama a la unidad para defender los valores que promueve la Constitución india y para proteger los derechos de las minorías y otras comunidades marginadas del país. Ram Punyani, líder del foro y activista de la NSF, recuerda los ataques contra los cristianos en todo el país, con el pretexto de luchar contra las conversiones forzadas, ya que el censo nacional muestra una caída en la proporción de cristianos, del 2,6% en 1971 a 2,3% en 2011. Para Ram Punyani, estas leyes contra la conversión sirven para intimidar a las comunidades cristianas.

La nueva ley de Karnataka, en el que los cristianos representan alrededor del 1,87% de la población de sus 68,4 millones de habitantes, hará que los delitos de conversión religiosa no puedan tener fianza alguna y se castiguen con penas de hasta diez años de prisión y una multa de 50.000 rupias (600 dólares). Se han aprobado o propuesto leyes similares en otros estados indios como Uttar Pradesh, Gujarat, Madhya Pradesh y Himachal Pradesh, todos dirigidos por el pro-hindú BJP (Partido Bharatiya Janata).