OMPRESS-VITORIA (21-02-22) El pasado viernes, día 18 de febrero, la Delegación de Misiones de Vitoria llevó a cabo una mesa redonda en la sala Carlos Abaitua de la capital alavesa bajo el título “Tres misioneros, tres continentes: Procesos de inculturación”. Para la misma se contó con dos misioneros del Instituto Español de las Misiones Extranjeras (IEME), Luis Carlos Rilova, misionero burgalés, con presencia en Zimbabue, y Miguel Ángel Aragón, misionero conquense con casi 30 años de presencia en Japón. También estuvo presente Álvaro Chordi, misionero diocesano de Vitoria y perteneciente a la comunidad Adsis, que paso por España tras 7 años en Santiago de Chile.

Más de 20 personas acudieron a la mesa redonda para escuchar los testimonios de estos tres misioneros sobre la importancia de la inculturación en su labor misionera y en su misma vida diaria: desde la adaptación personal al clima o la gastronomía, pasando por el aprendizaje del idioma, el desarraigo, la opción por una vida entre los empobrecidos y sus consecuencias, así como todos los cambios que conlleva en la forma de ser de cada uno y en la propia vivencia de la espiritualidad y la fe.

Además, al día siguiente, sábado, los miembros de los últimos cursos Aldatuz, de formación misionera, pudieron disfrutar también de estos tres testimonios en el encuentro de dos días que realizó la Delegación de Misiones de Vitoria en Urkiola. El colofón a dicho encuentro, lo puso Félix Moreno, con una visita guiada por el Santuario de Urkiola en la que supo transmitir los secretos del templo y de la obra culmen del misionero Peli Romarategi.

Desde la delegación de Vitoria agradecen al IEME el “posibilitar que misioneros como Luis Carlos y Miguel Ángel puedan dedicar unos años de su vida a realizar Animación Misionera y a Álvaro Chordi que se haya quitado dos días de vacaciones para compartir su experiencia personal de inculturación que tanto nos ha impresionado”.