OMPRESS-PERÚ (27-04-22) Mañana jueves se presenta en Lima el documental que narra la vida de Sor Aguchita, la religiosa asesinada en 1990 por la guerrilla comunista de Sendero Luminoso. El documental se presentará en el marco de la ceremonia de su beatificación que tendrá lugar este próximo 7 de mayo.

Narra la vida de la próxima beata peruana, María Agustina Rivas, más conocida como Sor Aguchita. El encuentro, organizado por la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor, a la que pertenecía Aguchita, la Conferencia de Religiosas y Religiosos (CONFER) del Perú, el Vicariato Apostólico de San Ramón y la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) Perú, reunirá a representantes de la Iglesia, religiosos, religiosas, laicos y familiares y amigos de la misionera, en un espacio donde se reflexionará sobre su vida y misión pastoral.

Este documental es el séptimo capítulo de la serie “La Vida por la Amazonía”, una producción que narra el testimonio de mujeres y hombres mártires que ofrendaron sus vidas en defensa de la Amazonía y sus pueblos; y se estrenará oficialmente como parte de las actividades previas a la ceremonia de beatificación de Aguchita, que se llevará a cabo el próximo 7 de mayo en el centro poblado La Florida, en la provincia de Chanchamayo, región Junín.

La presentación se podrá seguir en vivo a través del Facebook Live de Querida Amazonía – REPAM Perú y la página del Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica.

Aguchita, religiosa Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor, fue asesinada por Sendero Luminoso el 27 de septiembre de 1990, mientras desarrollaba su misión pastoral con el pueblo indígena Asháninka, en la selva central del Perú. Su beatificación fue aprobada por el Papa Francisco el año pasado, luego de que la Congregación para las Causas de los Santos reconociera el martirio de la Sierva de Dios. María Agustina Rivas consagró su vida a la asistencia en salud, educación, ofreciendo alimentos y alfabetizando principalmente a mujeres. En medio de la violencia que azotaba el país, en 1987, la religiosa tomó la decisión de viajar a la localidad de La Florida, en la región de Junín. Allí se dedicó a educar y ayudar a las mujeres del campo, enseñándoles actividades como rezar, tejer y cocinar. Sobre todo, compartió el destino de tantas personas que sufrieron aquella violencia sin sentido. La Comisión de la Verdad y Reconciliación estimó que 70.000 personas fueron asesinadas en 20 años, de las que el 80% fueron habitantes de las zonas rurales del Perú, la mayoría de ellos pertenecientes a algún pueblo indígena.

El documental, que cuenta con una extensión de 25 minutos, recoge los testimonios de quienes conocieron a Sor Aguchita en los tres principales lugares en los que vivió. En Lima, con las religiosas del Buen Pastor; en Coracora, su ciudad natal, para conocer el contexto donde nació e inició vocación; y también en la selva central; lugar en el que dedicó sus últimos años a la educación de los jóvenes asháninkas y a apoyar a las mujeres del campo.