OMPRESS-BURGOS (11-03-22) Mons. Giampietro dal Toso, presidente internacional de Obras Misionales Pontificias, inauguraba esta semana el Simposio de Misionología que, organizado por la Facultad de Teología de Burgos, alcanza su trigésima edición. En su ponencia, Mons. dal Toso ha subrayado la importancia que los territorios en misión deben cumplir en la dimensión sinodal de toda la Iglesia a la que está continuamente apelando el papa Francisco.

De hecho, el Simposio de este año, explican desde la Facultad de Teología, lleva como lema “Una Iglesia sinodal en misión universal” y pretende, en palabras del co-director del Instituto de Misionología, Fernando Susaeta, “superar el eurocentrismo” y “lo que en 1.700 años de historia no se ha hecho del todo bien, que es caminar juntos, algo que quizás nos cuesta, especialmente a los territorios de antigua cristiandad, que pensamos que sabemos y conocemos todo”. En este sentido, recuerda cómo estas jornadas supondrán una reflexión teológica que hará que “tomemos en cuenta que la Iglesia es realmente mundial, somos Iglesia de Iglesias locales y la Iglesia de Asia, de África, de América también tienen que emprender el camino de la sinodalidad, muchas veces más confiados y activos en el proceso de caminar unidos” que los viejos cristianos de Occidente.

Junto a la dimensión sinodal, el Simposio de este año –que se celebra en el Seminario de San José– ha reflexionado también sobre los problemas que azotan el mundo de hoy, desde la pandemia de coronavirus hasta los conflictos armados, como el actual ruso-ucraniano y su implicación en la dimensión misionera de la Iglesia.

Esta cita misionera ha contado con la presencia del arzobispo de Burgos y gran canciller de la Facultad, Mons. Mario Iceta, y una ponencia sobre “La sinodalidad, paradigma eclesiológico y misionológico”, del catedrático de Teología Dogmática Eloy Bueno.