OMPRESS-ETIOPÍA (10-11-21) Fides, la agencia de noticias de las Obras Misionales Pontificias, confirmaba, gracias a fuentes locales, la incursión llevada a cabo por las fuerzas militares del gobierno en un centro gestionado por los salesianos. 17 sacerdotes, hermanos y empleados han sido detenidos y llevados a un lugar desconocido. Conmocionados por el acontecimiento, los salesianos de Etiopía, en un mensaje enviado a Fides, invitaban a “rezar por la paz y la unidad del país”. En medio de una situación de verdadero sufrimiento, miedo y precariedad absoluta, todos los cristianos de Etiopía esperan que el llamamiento del Papa, la intervención de la Unión Africana y la del enviado estadounidense al Cuerno de África, Jeffrey Feltman, contribuyan a calmar la situación.

“La noticia de la detención de sacerdotes, diáconos y laicos etíopes y eritreos que vivían en la casa provincial de los salesianos”, explciaba a Fides el padre Mussie Zerai, “nos deja consternados. No comprendemos los motivos que están detrás de un acto tan grave: ¿por qué arrestar a sacerdotes que cumplen su misión educativa, además en un centro que siempre ha estado comprometido en hacer el bien, frecuentado desde hace años por muchos niños, en el que se recuperan niños de la calle? Han arrestado al provincial, a sacerdotes, a diáconos, a personal de cocina. Sabemos que ha habido incursiones y allanamientos en otras casas religiosas. Pero para todos está claro que las iglesias, las casas de los religiosos, no son centros de política. Esperamos que todo se resuelva lo antes posible y que se llegue a una pronta liberación de todos, y que esta locura no sea obstáculo para la misión de la Iglesia hacia los pobres y hacia los que se encuentran en dificultades. Yo mismo he visitado el centro y he constatado lo bien que funcionaba, abierto a todos sin distinción de etnia, religión, clase social”.

Los salesianos llegaron a Etiopía en 1975. Desde entonces han establecido una presencia significativa en cinco regiones del país. Una de ellos es el propio Tigray, lugar de conflicto que en solo un año se ha convertido en escenario de una de las peores guerras en el mundo, con infinidad de refugiados y con casi toda la población en una situación extrema. Los salesianos gestionan guarderías, escuelas primarias, bachilleratos y centros de formación y orientación profesional. Actualmente, la provincia cuenta con 100 miembros que residen en unas quince casas repartidas por todo el país africano. Sus actividades se desarrollan a través de tres centros misioneros, 5 parroquias, 6 escuelas técnicas, 13 centros juveniles, 13 escuelas primarias y secundarias y 2 centros para niños de la calle.

Durante el ángelus del domingo el Papa Francisco recordaba la terrible situación: “Sigo con preocupación las noticias que llegan desde la región del Cuerno de África, en particular de Etiopía, sacudida por un conflicto que se prolonga desde hace más de un año y que ha causado numerosas víctimas y una grave crisis humanitaria. Invito a todos a la oración por esa población tan duramente probada, y renuevo mi llamamiento para que prevalezcan la concordia fraterna y el camino pacífico del diálogo”.