OMPRESS-BARBASTRO (30-11-21) El pasado sábado, 27 de noviembre, la diócesis de Barbastro-Monzón volvía a celebrar su tradicional retiro misionero, que el año pasado hubo que suspender por la pandemia. El último de estos retiros anuales tuvo lugar el 23 de noviembre de 2019.

La ermita de san Ramón de Barbastro acogió a los participantes, que pudieron reencontrarse en una jornada que se abrió con la oración misionera y continuó con una explicación de la reestructuración diocesana y del sínodo de 2023, actualmente en su fase diocesana, y que tendrá como lema “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión”. El impacto de la pandemia y su relación con las misiones, así como los testimonios y campañas misioneras ocuparon buena parte de la mañana. La eucaristía y posterior comida de hermandad cerraron este retiro con el recuerdo de los que faltaban por estar en el cielo o enfermos.