OMPRESS-ALEMANIA (7-04-22) En alemán, “Perlen des Lichts”; así se llama la iniciativa puesta en marcha por Missio München, las Obras Misionales Pontificias en Alemania, para formar una comunidad de oración a la que están invitados tanto quienes colaboran y sienten la misión en sus corazones como quienes reciben las ayudas y subsidios en África, Asia u Oceanía.

“La oración funciona, ¡estamos convencidos de eso!”, explican desde Missio München, e invitan a sumarse a esta comunidad de oración, adaptándose a la propia vida y contexto. Puede ser una oración diaria o una especial los domingos, solo, con la familia, con los amigos. Solo hay que registrarse y cada mes se recibirá una tarjeta de oración. En ella se presenta una necesidad de una Iglesia joven a la que se ha ayudado desde Missio, un Iglesia joven como la de las Islas Salomón, en medio del Pacífico, a las que se dedica la oración, la “perla de luz”, de este mes de abril.

Ubicadas en el suroeste del Océano Pacífico, dice la tarjeta preparada por Missio München, las Islas Salomón comprenden seis islas principales y 900 islas más pequeñas y atolones de coral. La gente vive de la pesca o cultiva frutas y verduras. La población es pobre, la atención médica es deficiente y la mortalidad infantil es alta. Las Siervas de la Visitación han puesto en marcha un centro de salud que atiende sobre todo a lactantes y niños pequeños. Las personas gravemente enfermas tienen que ir al hospital más cercano, pero la ruta terrestre es engorrosa, lenta y costosa. Es por eso que un barco ambulancia financiado por Missio München lleva a las personas de forma rápida y segura a través del agua hasta el hospital.

Y, a continuación, la oración que acompaña este proyecto ayudado: “Dios bueno, tú creaste el agua, la tierra y las islas y llenaste todo el universo con tu bondad. Puedes sanar nuestras enfermedades cuando nos dirigimos a Ti. En las Islas Salomón, cuando los enfermos son llevados al hospital por agua en una ambulancia, sienten tu ayuda. Aquí, también, las personas son llevadas a hospitales en helicóptero o ambulancia y esperan curarse. Seamos agradecidos por las posibilidades de transporte y muéstranos tu presencia, cualquiera que sea el camino en el que nos encontremos. Amén”.