Pamela Nya Chidjame, camerunesa, religiosa de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia es una de esas vocaciones que han respondido con alegría y decisión a la pregunta del Papa Francisco “¿Para quién soy yo?”, el lema de la Jornada de Vocaciones Nativas. Una Jornada, celebrada este pasado domingo, y que nos ayuda a tener en el corazón a todos esos jóvenes que en los territorios de misión sienten la llamada a la vida sacerdotal o religiosa. Pamela cuenta en un vídeo lo que significa su vocación para ella y para los demás:

“Soy Pamela Nya Chidjame, camerunesa, Misionera Cruzada de la Iglesia. Sentí mi llamada vocacional desde el grupo de monaguillos dónde he ido sirviendo al Señor en el altar, y también a los demás hermanos. Pero a mí me ha gustado mucho desde este movimiento servir de más cerca, y lo que también me ha llamado más la atención era la vida de nuestra fundadora Santa Nazaria Ignacia.

‘¿Para quién soy yo?’, me gustaría representar esta pregunta con un signo: Yo al Señor, y desde el Señor a los hermanos; entonces sería como una cruz, porque he sido creada para estar con los demás, y mi experiencia con Dios se debe demostrar con la experiencia a los demás. Entonces tengo que vivir esa oportunidad de encuentro profundo, espiritual, con el Señor, compartiendo con los hermanos que son necesitados también, que tienen que saborear la presencia de Dios en su vida y saber que lo mejor es sentirse amado por Dios, y también poder amar a los demás. Entonces los invito a que cada día podamos ser como estrellas, para poder iluminar la vida de los demás como Dios quiera. Gracias”.

Más información en www.vocacionesnativas.es