OMPRESS-BARÉIN (30-11-21) El próximo 10 de diciembre se consagrará la catedral de Nuestra Señora de Arabia, convirtiéndose en una de las principales iglesias de la Península Arábiga, y sede del Vicariato Apostólico de Arabia del Norte. La nueva catedral del Reino de Baréin estará situada en la localidad de Awali. Será el Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, el cardenal Luis Antonio Tagle, quien la consagre con la asistencia de una representación reducida de la comunidad católica local, en cumplimiento de las normas establecidas contra el covid.

La nueva catedral de Bahréin tendrá capacidad para 2.300 personas y su consagración será la culminación de un largo proceso. Fue en 2013, cuando Mons. Camillo Ballin, Vicario Apostólico del Norte de Arabia, anunciaba, a través de la Agencia Fides de las Obras Misionales Pontificias, que el Rey de Baréin había donado un terreno de 9.000 metros cuadrados al Vicariato Apostólico para la nueva catedral. En 2014, durante su visita al Papa Francisco en el Vaticano, el propio rey Hamad bin Isa regaló al Pontífice una maqueta de la catedral en construcción. Mons. Camillo Ballin, verdadero impulsor del proyecto, falleció en 2020 sin poder ver la finalización e inauguración de la catedral. Fue un hombre que pasó su vida como misionero y luego como obispo al servicio de las comunidades cristianas presentes en los países árabes de mayoría musulmana. La consagración de la Catedral de Nuestra Señora de Arabia es también importante a la luz del reciente mensaje del Rey Ahmed bin Isa, que invitó oficialmente al Papa a visitar Baréin, una oportunidad que aprovechó para agradecer “el papel fundamental y prominente, desempeñado por el papa Francisco, en el establecimiento y la promoción del diálogo interreligioso y el entendimiento entre diversas culturas y civilizaciones, así como en la difusión de los valores de la fraternidad humana y la convivencia entre todos”.

En Baréin viven unos 80.000 católicos, en su mayoría trabajadores de Asia, principalmente filipinos, compatriotas precisamente del cardenal Tagle, que presidirá la ceremonia de consagración. El territorio del Reino de Baréin está formado por un archipiélago de 33 islas cerca de la costa occidental del Golfo Pérsico. La nación, gobernada por la familia real Al Khalifa, era antes un emirato, que se convirtió en monarquía constitucional en 2002. El municipio de Awali, donde se levanta la nueva iglesia, está situado en una pequeña isla en el centro del Reino, y fue fundado en la década de 1930 por la Bahrain Petroleum Company. Está habitado principalmente por trabajadores inmigrantes de varias nacionalidades, empleados en su mayoría en las plantas de refinado de petróleo.