OMPRESS-VENEZUELA (22-06-21) Con motivo de esta Jornada establecida por Naciones Unidas, que se celebró este domingo, Caritas Venezuela publicaba una nota de prensa que describe la situación que afronta día tras día porque “el éxodo de Venezuela parece no tener fin”. Dado que la finalidad de conmemorar el “Día del Refugiado” es visibilizar y dar respuestas a la realidad de quienes huyen de sus países por ser víctimas de violencias, la nota recuerda que, según ACNUR, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, “la afluencia de personas refugiadas y migrantes que sale de Venezuela constituye una de las crisis de desplazamiento externo más grandes del mundo”.

“Son 5.636.986 migrantes, refugiados y solicitantes de asilo venezolanos, los que contabiliza la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes (R4V)”, explica la nota, “y advierte a la vez que la cifra debe ser mayor porque muchos de ellos están en situación irregular (un 60% según ACNUR). De estos, al menos 851.113 personas apelan a la condición de ‘refugiado’, es decir, están solicitando la protección, el amparo y la asistencia de otros Estados, porque sienten que en Venezuela están amenazadas su libertad, seguridad y su vida debido a la violación de sus Derechos Humanos, a conflictos internos, violencia o grave perturbación del orden público, particularmente posterior a las protestas generalizadas y represión del año 2017”.

Recuerda también la nota que el Presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, Mons. José Luis Azuaje Ayala decía: “Todos queremos asumir el derecho a no emigrar, que significaría tener el derecho de gozar las condiciones para mantenerse en la propia tierra, y poder desarrollarse de forma integral para dar apertura al futuro de la familia y la sociedad; pero lamentablemente este no es el caso del pueblo venezolano, razón por la que apela al derecho a emigrar”. Por su parte, Eduardo Stein, representante especial de ACNUR-OIM para las Personas Venezolanas Refugiadas y Migrantes señalaba que “el éxodo de Venezuela parece no tener fin, así que existe la posibilidad de que se convierta en una crisis olvidada”.

Caritas Venezuela recuerda que “el compromiso para proteger a los refugiados no debe ser solo institucional; cada persona puede y debe asumir una cuota de la solidaridad. Este Día del Refugiado, Caritas Venezuela, como brazo social de la Iglesia, en comunión con el Papa Francisco dirige la mirada al Jesús que ‘está presente en cada uno de ellos, obligado —como en tiempos de Herodes— a huir para salvarse’ e invita a cada cristiano –dentro y fuera del país- a ‘reconocer en sus rostros el rostro de Cristo, hambriento, sediento, desnudo, enfermo, forastero y encarcelado, que nos interpela. Si lo reconocemos, seremos nosotros quienes le agradeceremos el haberlo conocido, amado y servido’”.