OMPRESS-BILBAO (13-05-21) El Papa Francisco nombraba este martes obispo de Bilbao a Mons. Joseba Segura Etxezarraga, hasta ahora obispo auxiliar y administrador diocesano de la diócesis. Aporta a su diócesis natal su experiencia misionera en Ecuador, una experiencia que ya ha puesto a disposición de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias, como miembro de la misma en los últimos años. El director nacional de las Obras Misionales Pontificias, José María Calderón, ha felicitado al nuevo obispo de Bilbao, pidiendo a Dios “que le ilumine y le ayude, como hasta ahora, en su ministerio como pastor de aquella gran diócesis”.

Mons. Joseba Segura nació en Bilbao el 10 de mayo de 1958 e ingresó en el seminario de la diócesis a los 17 años. Fue ordenado sacerdote el 4 de enero de 1985. Es licenciado en Psicología (1983) y doctor en Teología (1989) por la Universidad de Deusto. Entre 1992 y 1996 realizó un Máster en Economía en el Boston College de Estados Unidos.

Su ministerio sacerdotal lo ha desarrollado en Barakaldo, primero como vicario parroquial de San José (1985-1991) y posteriormente como párroco in solidum de las parroquias de San Vicente, San José y la Esperanza (1991-1992). Entre 1996 y 2006 fue vicario parroquial de San Ignacio, San Juan de Deusto y San José de Elorrieta. En este tiempo desempeñó el cargo de delegado episcopal de Cáritas, delegado de Pastoral Social y miembro del Consejo de pastoral diocesano.

En enero de 2006, cumplió su sueño de partir como misionero a Ecuador. Volvió a Bilbao, tras casi doce años de labor misionera, sobre todo en Riobamba, donde compartió la vida de las comunidades y las gentes más sencillas y más pobres y de esa zona. Desde septiembre de 2018 hasta su nombramiento de obispo auxiliar de la diócesis bilbaína fue vicario general de la misma. Ha sido administrador apostólico de Bilbao desde el 5 de diciembre de 2020, día en el que Mons. Mario Iceta tomó posesión en el arzobispado de Burgos.

Andoni Gerrikaetxebarria, vicario general de Bilbao entre 1989-2006 en unas declaraciones a la oficina de medios de la diócesis sobre Mons. Segura decía: “Aparte de destacar sus grandes cualidades como persona, de sabiduría, de clarividencia, de contacto con la cultura actual y su preparación intelectual, junto a todo eso a mí hay una cosa que me ha llamado la atención en sus últimas declaraciones, cuando dice ‘no me agobio porque estoy en las manos de Dios y porque Jesús me acompaña’, recuerdo cuando Joseba hacía Ejercicios Espirituales, ya siendo cura, y se planteaba la propuesta de ir a misiones, siempre terminaba los ejercicios pensando que el Señor le llamaba a tierra de misión y, cuando se lo consultaba la obispo correspondiente le decían que ‘ya llegaría el momento’ y se posponía. Al final, la providencia quiso que siendo delegado de Cáritas algún obispo de Ecuador le preguntó si estaría dispuesto a ir allí porque hacía falta organizar Caritas y esa casualidad hizo que el obispo de entonces, D. Ricardo Blázquez, tras realizar el discernimiento correspondiente, aceptara que fuera a Ecuador, etapa que ha marcado profundamente su vida”.