OMPRESS-TOLEDO (23-06-22) Llegados de varios países, y encabezados por el misionero toledano David Rolo FMVD, las misioneras y misioneros de la Fraternidad Misionera Verbum Dei, fundada por el sacerdote mallorquín Jaime Bonet, han descubierto la historia y cultura de Toledo.

Un ejemplo que atestigua la vuelta a una cierta normalidad, con la mejora de los datos de la sindemia, es la recuperación de la convivencia misionera que la Fraternidad Misionera Verbum Dei, que celebraban cada año en Toledo, y que en esta ocasión ha estado encabezada por el misionero toledano David Rolo FMVD y acompañados por el toledano Fernando Redondo Benito, presidente de la ONGD Misión América.

Gracias a la colaboración de la Santa Iglesia Catedral Primada y a Toledo Monumental, con su Pulsera Turística, los misioneros y misioneras han podido conocer la historia, patrimonio, arte y cultura de esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad, además de descubrir el empuje misionero de la Archidiócesis de Toledo, insignia de la cooperación misionera que se desarrolla en España, con diversas entidades, entre las que destacan las Obras Misionales Pontificias y la ONGD Misión América.

La convivencia misionera de la Fraternidad Misionera Verbum Dei está enmarcada en el proceso de formación teológica y de inmersión cultural que desarrollan los misioneros y misioneras, que tienen en la visita de Toledo, en la que siempre han contado con la implicación de Fernando Redondo, un punto culminante de la formación cultural.

Llegados de Singapur, México, Venezuela, Portugal y Colombia, entre otros lugares, los misioneros y las misioneras han vivido también la acogida misionera que siempre dispensa Toledo, agradeciendo la presencia de la Fraternidad Misionera Verbum Dei, que tan ligada se encuentra a la Archidiócesis de Toledo.

El presidente de la ONGD Misión América, Fernando Redondo, conocedor de la realidad misionera, ha mostrado su gratitud a los misioneros y las misioneras del Verbum Dei, por retomar sus visitas a Toledo y también por la oportunidad de compartir su testimonio misionero; ellos son, los misioneros y las misioneras, sin duda alguna, los mejores embajadores de la marca España en todo el mundo.

La Fraternidad Misionera Verbum Dei es una familia misionera que concreta y centra su misión específica en la Palabra de Dios, con una espiritualidad contemplativo-activa, plenamente apostólica misionera, centrada en la Palabra de Dios, para seguir a Cristo, en su misión de formar discípulos y crear comunidades evangelizadoras. En la visita a Toledo han participado miembros de sus tres ramas del Verbum Dei, cuyo fundador fue el Padre Jaime Bonet, que son las misioneras consagradas, misioneros consagrados y matrimonio-misioneros, además de la propia Familia Misionera Verbum Dei, cuya realidad eclesial se encuentra en Toledo, a la cual pertenecen todos los fieles que comparten la misma espiritualidad y misión Verbum Dei.