OMPRESS-MADRID (21-01-22) Este domingo 23 de enero tendrá lugar, en la parroquia madrileña de Santa María del Bosque, una Celebración Eucarística de acción de gracias por 150 años del carisma de las Misioneras Combonianas y de su entrega a la misión. Como explican las mismas misioneras, este domingo, el Tercer Domingo del Tiempo Ordinario, la Iglesia celebra el Domingo de la Palabra. Con ello “nos recuerda la importancia de la Palabra de Dios en nuestras vidas y nos invita a acercarnos más a ella para conocer de un modo más personal al Resucitado, al Señor Jesús. Esa invitación a conocer y dar a conocer la Palabra de Dios es la que hace que celebremos estos 150 años dedicados a la misión, al anuncio de la Palabra en las más diversas actividades”.

Daniel Comboni fue el primer obispo de África Central. Fiel a su lema “África o muerte” había fundado el Instituto para las Misiones de África en 1867, hoy Misioneros Combonianos. Pero ante la situación que se vivía al interior del continente tuvo la gran intuición, en ese momento histórico, de contar con el rol decisivo de la mujer para la evangelización de África. Cuando la sociedad pensaba que el lugar de la mujer era la casa o el convento de clausura, un grupo de mujeres jóvenes desafiaron la mentalidad del momento y se asociaron a la gran empresa misionera de evangelizar el interior del continente africano. Viajaron en caravanas de camellos durante tres meses para atravesar el desierto y llegar a Sudán. ¡Nunca antes se había visto nada parecido!

En los últimos años de vida de Comboni, falleció en 1881, ya había en Sudán 15 Misioneras Combonianas trabajando con él en la misión. ¡Eran momentos difíciles! Algunas murieron muy jóvenes, y a otras les tocó sufrir lo indecible por la prisión a la que fueron sometidas durante 16 largos años en el tiempo de la insurrección en Sudán a la muerte de Comboni. Era una historia que parecía tener un trayecto corto. Sin embargo el Espíritu no lo pensaba así. Hoy día esta familia misionera tiene un rostro multicultural con más de 1.000 hermanas de 34 nacionalidades diferentes, dedicadas a la misión ad gentes exclusivamente, en las zonas más pobres de 31 países, en cuatro continentes.

Con la celebración de estos 150 años, las Misioneras Combonianas, dicen, “hacemos memoria y agradecemos al Señor por tantos años de vida plena, por su fidelidad en nuestra historia y por habernos capacitado para responder a este compromiso de por vida con el anuncio de la Palabra de Dios que vamos a celebrar, con el Evangelio de Jesús al que servimos con nuestras vidas”.