OMPRESS-SUDÁN DEL SUR (12-07-21) El Papa ha firmado un mensaje conjunto con el primado anglicano y el líder de la Iglesia de Escocia, pidiendo la paz en Sudán del Sur, que el 9 de julio celebraba el décimo aniversario de la independencia. El mensaje recuerda que esta fecha “trae a la memoria vuestras luchas pasadas y apunta con esperanza al futuro. Vuestra nación ha sido bendecida con un inmenso potencial y os animamos a que hagáis un esfuerzo cada vez mayor para que vuestro pueblo pueda disfrutar de todos los frutos de la independencia”.

La declaración está firmada por el Papa Francisco, por el Arzobispo anglicano de Canterbury, Justin Welby, y por el Moderador de la Iglesia presbiteriana de Escocia, Jim Wallace. Recuerdan que los tres escribieron a los líderes de Sudán del Sur en Navidad y, “desde entonces, nos alegramos de ver algunos pequeños avances. Desgraciadamente, vuestro pueblo sigue viviendo en el miedo y la incertidumbre, y no confía en que su nación pueda hacer realidad la ‘justicia, libertad y prosperidad’ que se celebran en vuestro himno nacional”. Los tres líderes religiosos recuerdan que “todavía queda mucho por hacer en Sudán del Sur para dar forma a una nación que refleje el Reino de Dios, donde se respete la dignidad de todos y todos se reconcilien (cf. 2 Corintios 5). Esto puede requerir un sacrificio personal por vuestra parte como líderes —el ejemplo de liderazgo de Cristo lo muestra claramente— y hoy queremos que sepáis que estamos a vuestro lado mientras miráis al futuro y tratáis de discernir de nuevo cómo servir mejor a todo el pueblo de Sudán del Sur”.

En el 2019 tuvo lugar un encuentro en el Vaticano que estuvo marcado por el gesto del Papa Francisco que, al final de su intervención, se inclinó para besar los pies de los líderes de Sudán del Sur, reunidos por aquella iniciativa de paz. Este último mensaje recuerda aquel encuentro histórico y las promesas que se formularon: “Rezamos para que esas promesas plasmen vuestras acciones, de modo que nos sea posible visitar y celebrar en persona con vosotros y vuestro pueblo, honrando vuestras aportaciones a una nación que cumpla las esperanzas del 9 de julio de 2011. Mientras tanto, invocamos sobre vosotros y sobre todos en Sudán del Sur las bendiciones de Dios de fraternidad y paz”.