OMPRESS-SANTIAGO DE COMPOSTELA (4-10-21) Desde la tumba del apóstol tenía este pasado viernes, 1 de octubre, fiesta de Santa Teresa del Niño Jesús, el lanzamiento del Domund 2021 con un pregón a cargo del obispo auxiliar de la archidiócesis compostelana, Mons. Francisco José Prieto.

La celebración comenzaba no en la misma catedral sino en sus aledaños. A un centenar de metros, en la Delegación de Misiones, el arzobispo de Santiago, Mons. Julián Barrio, bendijo sus nuevas instalaciones. Un acto en el que estuvo acompañado por Mons. Francisco José Prieto, obispo auxiliar, y el director nacional de las Obras Misionales Pontificias, José María Calderón, y el responsable de Misiones de la Archidiócesis, David Álvarez, y otros delegados diocesanos. La reapertura de estas instalaciones permitirá poner este remozado espacio a disposición de todas las delegaciones gallegas de Misiones, tal y como explicó David Álvarez. La inauguración se convertía así en el primer acto del lanzamiento de la Campaña del Domund 2021, que tuvo su continuidad con la celebración de una Misa de envío en la catedral, presidida por el arzobispo y con el Pregón del Domund.

A la santa patrona de las misiones, dedicó el arzobispo su homilía en la Eucaristía de envío: “En su vida se percibe la fuerza contemplativa en las ocupaciones del día, en las humildes realidades de la vida, en el roce difícil y amoroso de la convivencia, en la caridad fraternal cotidiana”. Mons. Barrio recordó que “en la escuela del Evangelio, Santa Teresita de Lisieux nos enseña el camino de la madurez cristiana, nos llama a una infinita generosidad y nos invita a ser en el corazón de la Iglesia discípulos y testigos ardientes de Cristo. Su testimonio de vida es la expresión luminosa de su conocimiento de Cristo y de su experiencia personal de la gracia”. Y a santa Teresita del Niño Jesús encomendó monseñor Barrio “las inquietudes de tantos misioneros y misioneras que están comunicando lo que han visto y oído con su sencillez de vida”. Al término de la Misa, el misionero comboniano Daniel Cerezo, habló sobre su experiencia misionera en Asia y tras una intervención musical el obispo auxiliar, Mons. Francisco José Prieto, pronunció el Pregón del Domund 2021.

“¿Por qué celebrar un años más el Domund?”, se preguntaba Mons. Prieto. “Porque esa última palabra del maestro, ‘id’, debe ser hoy, como ayer, la primera urgencia. Un camino, el de cristiano y el del testigo, que tiene trayectoria e historia (desde Abraham, ¡sal de tu tierra!, hasta la Puerta Santa abierta en Santiago), pero esto no significa que tenga que ser igual siempre. Lo peor es cuando uno ya no hace camino, cuando ya no es peregrino… sencillamente se deja llevar. Se está pero no se es… La motivación se reduce a un recuerdo sin vida. Tenemos que seguir recorriendo los caminos de los hombres, como Jesús los de Galilea y los primeros discípulos los de Roma y su Imperio”. Y parafraseando el lema del Domund de este año, “Cuenta lo que has visto y oído”, añadía: “Cuenta lo que has visto en el corazón de cada hombre y díselo a Dios; cuenta lo que has oído en el corazón de Dios y díselo al hombre”. Por eso, “necesitamos ser cristianos en serio y no en serie”, porque “celebrar el Domund, ser misión está en el ADN del discípulo de Cristo”, y porque “es tiempo de vivir y no de hablar, es tiempo de ser misión, de contar lo visto, vivido y oído. Más que palabras hacen falta vidas (las de los testigos, las de los rostros vivos, las de los misioneros) para recorrer primero, y acompañar después a otros, por el único camino, que es Jesús, el Señor”, concluía. El pregón completo aquí.