OMPRESS-MADRID (10-12-21) Este fin de semana en la noche del domingo al lunes, a las doce y media, llega una nueva entrega de “Pequeñas historias misioneras”, esta vez recordando las lágrimas de una misionera en un campo de refugiados y a un pequeño misionero, Martín, que, precisamente en uno de ellos, encontró a Jesucristo. Es la sexta entrega de este programa de Radio María, que se emite cada quince días, en el que se recogen relatos de ayer y hoy de los misioneros y de las misiones y anécdotas contadas por los mismos misioneros. Dirigido y producido por Javier López, de Comunicación de las Obras Misionales Pontificias, y Justo Amado, director de OMPress, el programa busca dar cauce a las innumerables historias atesoradas sobre la misión y sus protagonistas.

En programas anteriores ya se ha hablado de dos coreanos listos y beatos, Pablo y Santiago, y el nacimiento “único” de la Iglesia en Corea. Se viajó al Himalaya, para oír los violines de una escuela que creó un misionero jesuita en las faldas del “techo del mundo”. Incluso se ha llegado, en otro programa de “Pequeñas historias misioneras”, hasta Wuhan, la cuna del coronavirus, y la relación especial que tiene esta ciudad con los misioneros y con Santa Teresa del Niño Jesús. También relacionada con la santa de Lisieux, se contó la historia de una niña de 6 años, que tuvo una devoción muy especial a la patrona de las misiones. Y, en el que fue el primer programa, se habló de la historia de San Junípero Serra, un misionero injustamente denostado, que pobló California de nombres de santos: San Francisco, San Diego, San José… sin olvidar las playas de Santa Mónica.

Se busca con el programa sacar a la luz, de una forma distendida estas historias, pequeñas y no tan pequeñas, de fe, evangelización y misión. Relatos que muestran el compromiso de sus protagonistas por Cristo y el anuncio de la Buena Nueva. Para escuchar los podcast de los programas en la página de Radio María.