OMPRESS-ZARAGOZA (4-04-22) El sábado por la mañana fallecía el sacerdote zaragozano, Juan Antonio Martínez Rodríguez, misionero Fidei Donum, pasó más de 20 años en la República Democrática del Congo, sin perder sus lazos de origen con la Iglesia zaragozana y enriqueciéndola a su vuelta con su experiencia de la misión. Tenía 84 años y estaba a punto de cumplir 61 años de ministerio sacerdotal. El padre Juan Antonio desempeñó su servicio ministerial en las parroquias de Used, Torralba de los Frailes, Paniza, Vistabella y Aladrén. En 1968 partió como misionero a la diócesis de Katanga, en la República Democrática del Congo. No volvería de la “missio ad gentes” hasta 1992, para servir en las parroquias de San Valero, San Andrés y San Pío X. En la actualidad residía en la residencia sacerdotal San Carlos. Hoy tendrá lugar su funeral en la misma Iglesia de San Carlos, presidido por Mons. Carlos Escribano, arzobispo de Zaragoza.

Juan Antonio fue uno de los sacerdotes que generosamente, por parte de ellos y de sus diócesis, formaron parte del movimiento “Fide Donum” que impulsó la encíclica de Pío XII con el mismo nombre. Un llamamiento a las diócesis de antigua fundación a que enviaran sacerdotes a los territorios de misión, y al que con el tiempo se sumarían seglares e incluso familias.