OMPRESS-PERÚ (18-10-21) Mashinkiash Shirap Chau y Timias Timias Uwiti, así se llaman los dos nuevos diáconos permanentes del pueblo Achuar que, el pasado 7 de octubre, fueron ordenados en la Misión de Kuyuntsa por el obispo del Vicariato Apostólico de Yurimaguas, Mons. Jesús María Aristín.

Ahora, con estas dos ordenaciones, ya son siete los diáconos permanentes nativos que brindan su acompañamiento y servicio a la población Achuar, ubicada en una de las zonas más alejadas del Vicariato Apostólico de Yurimaguas. Los dos nuevos miembros, incorporados tras la ceremonia del 7 de octubre en la misión de Kuyuntsa, se suman a los cinco ordenados, años atrás, por Mons. José Luis Astigarraga.

Según informaban desde Yurimaguas, Mons. Aristín y los invitados a la celebración tardaron dos días en llegar hasta la Misión de Kuyuntsa, una de las más alejadas del vicariato, ya en la frontera con Ecuador. Es en esta misión en la que el misionero salesiano Luis Bolla, en proceso de beatificación, vivió más de tres décadas.

La ordenación, celebrada completamente en rito y lengua Achuar, y presidida por el Mons. Aristín, fue concelebrada por los misioneros Diego Clavijo y Agustinus Togo, los salesianos que acompañan al pueblo Achuar y animan el Centro de Formación Fronterizo Ministerial Intervicarial Achuar de Perú y Ecuador. La ceremonia acogió también la institución de los ministerios a dos nuevos exorcistas y siete ministros de la Eucaristía. También estuvieron presentes el padre Hugo Orozco, responsable Regional de Interamérica de los salesianos, que se encuentra visitando las misiones salesianas, y el padre José Kamza y el hermano José Gallego, de la comunidad misionera de San Lorenzo.