OMPRESS-ROMA (2-06-22) La Iglesia de Santiago y Montserrat, en Roma, acogió el pasado martes 31 de mayo la presentación del documental “Diego de Pantoja, SJ, puente en Oriente y Occidente. De Valdemoro a Beijing”, dirigido por el delegado episcopal para la Cultura de Getafe, Jesús Folgado.

Nacido en Valdemoro en 1571, Diego de Pantoja entró en el noviciado de la Compañía de Jesús en Toledo con 18 años. En 1596 embarcó en Lisboa para incorporarse a la labor misionera de los jesuitas en Oriente. En 1600 logra entrar en China y se reúne con Matteo Ricci. Junto a él viaja hasta Pekín, donde consiguen el favor del emperador, que les permite permanecer en la ciudad. Como Ricci, fue partidario de la introducción del cristianismo acercándose a la cultura, las costumbres y tradiciones de otros pueblos, lo que le permitió avanzar en la expansión del cristianismo en China y ganarse el respeto de las autoridades. Sin embargo, por las crecientes tensiones entre la corte imperial y los misioneros extranjeros, acabó siendo expulsado del país. Pasó sus últimos años en Macao, donde cayó enfermo y falleció en julio de 1618.

A lo largo de los 21 años que pasó en China Diego de Pantoja se dedicó al estudio de la lengua china, que aprendió muy rápidamente, y de los textos clásicos chinos, adoptando una nueva metodología de aprendizaje de este idioma. Cambió su nombre por el de Páng Dí’é (龐迪我) y vestía, como Ricci, según las costumbres de los letrados chinos. Publicó en Pekín nueve obras escritas en chino, entre ellas Las siete victorias qikedaquan (contra los siete pecados capitales). Diego de Pantoja contribuyó de forma destacada a dar a conocer China en el mundo occidental. En 1602 escribió una carta al Provincial jesuita de Toledo, Luis de Guzmán, en la que ofrecía todo un tratado sobre la geografía, la historia, la cultura y los sistemas de gobierno chinos. La carta se convirtió en un tratado difundido por toda España y traducido al francés, alemán, latín e inglés. Se trata de una de las más completas descripciones de China escrita por un europeo. Cabe reconocerle también sus aportaciones al desarrollo de un sistema de transcripción del chino al alfabeto latino y su contribución al desarrollo de la tecnología y la cartografía chinas.

En la presentación de este nuevo documental sobre la vida del misionero estuvo presente el obispo de Getafe, D. Ginés García Beltrán, junto a la embajadora de España ante la Santa Sede, Isabel Celaá; el cardenal Luis Francisco Ladaria Ferrer, SJ, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe; el arzobispo de Toledo, D. Francisco Cerro; el rector de la Iglesia Nacional, D. José Jaime Brosel y el hermano Wenceslao Soto, SJ, biógrafo de Pantoja. También asistió el vicario general y moderador de Curia, Javier Mairata y el director de la cinta.

El obispo de Getafe destacó el papel evangelizador de este misionero, “como paradigma de un tipo de evangelización de modo español que se inició en Granada y que se llevó hasta América y Asia”. Mons. García Beltrán subrayó que ese modo de evangelizar español se caracterizaba “por el respeto a las lenguas originarias, a la tradición y a la cultura de los pueblos” añadiendo que “ese respeto al otro es el vehículo para que se encuentre con Dios”. Ese tipo de evangelización es el que caracterizó también a Diego de Pantoja en China porque “el Evangelio suma, corrige, aumenta”.

El documental, en media hora de duración, recoge los momentos de la vida y la historia más importantes de este misionero nacido en Valdemoro, Diego de Pantoja, su colaboración en la labor evangelizadora de san Francisco Javier y Matteo Ricci de China y su entrada en la ciudad prohibida de Beijing. Muestra también el papel que desempeñó en el desarrollo de la tecnología y la cartografía china durante los 17 años que pasó en Pekín y otros datos históricos narrados por distintos profesores de varias universidades de Italia, Portugal, China y España, expertos en la figura de Pantoja. En el marco de la presentación del documental y como acto introductorio, en el transcurso de la mañana del 31 de mayo, D. Ginés participó en un Seminario sobre ‘Historia de la Evangelización’ en la Pontificia Universidad Urbaniana, donde abordó, en su intervención, el papel de España en la historia de la Evangelización destacando algunos hitos, como la labor del arzobispo de Granada y confesor y consejero de Isabel la Católica, Fray Hernando de Talavera; la importancia de la Evangelii Gaudium o la labor del jesuita de Valdemoro, Diego de Pantoja, en China. Ayer, 1 de junio, el obispo de Getafe entregó al Papa Francisco una copia de la cinta sobre Pantoja realizada por la Delegación de Cultura de la Diócesis de Getafe.