OMPRESS-COREA (1-02-22) El pasado viernes tenía lugar en la archidiócesis de Seúl, Corea, la ordenación de 23 nuevos sacerdotes. Tres de estos nuevos sacerdotes tienen ya destino misionero en América Latina.

Mons. Peter Chung Soon-taick, O.C.D, arzobispo de Seúl presidió la ordenación en la catedral de Myeongdong en la capital coreana, a la que, debido a las restricciones de la pandemia, solo pudieron asistir los padres de los sacerdotes recién ordenados y el clero diocesano. La liturgia se transmitió en vivo por el canal de YouTube de la Archidiócesis y a través de CPBC, la red multimedia de la Iglesia coreana. “Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo el Señor; y nosotros somos vuestros a siervos por causa de Jesús” (2 Corintios 4, 5) fue la cita de San Pablo elegida para la ceremonia.

Mons. Chung dio las gracias a los padres de los nuevos sacerdotes, así como a los párrocos y religiosas, maestros y guías espirituales, al personal del seminario y a los benefactores, que apoyaron a los nuevos sacerdotes en su vocación de servir a la Iglesia. Tres de los nuevos sacerdotes son miembros de la Sociedad Misionera Católica Internacional de Seúl, fundada en 2005 para enviar misioneros a América Latina. Por ello, el arzobispo señaló que la ordenación de sacerdotes misioneros es una señal concreta de que la Iglesia en Corea se ha convertido, de una “Iglesia que recibe”, en una “Iglesia que da”, y que está lista para asumir un papel misionero más allá de sus fronteras.

Corea del Sur tiene alrededor de 5,6 millones de católicos repartidos en tres arquidiócesis, 14 diócesis y un ordinariato militar. La archidiócesis de Seúl tiene aproximadamente 1,5 millones de católicos en unas 229 parroquias. Con esta ordenación, suma ya 966 sacerdotes, de los que 23 son misioneros en 11 países distintos.