OMPRESS-MADRID (7-06-21) El papa Francisco presentaba en su reciente motu proprio Antiquum ministerium el paradigma de los catequistas misioneros que, “llenos de espíritu apostólico, prestan con grandes sacrificios una ayuda singular y enteramente necesaria para la propagación de la fe y de la Iglesia”.

El Papa, en este documento por el que creaba el ministerio de catequista, destaca la gran labor que tienen los catequistas para la transformación misionera de la Iglesia. Constata que hay “laicos y laicas que, en virtud del propio bautismo, se sienten llamados a colaborar en el servicio de la catequesis”. Su importancia radica en que actualmente “esta presencia es aún más urgente debido a la renovada conciencia de la evangelización en el mundo contemporáneo, y a la imposición de una cultura globalizada, que reclama un auténtico encuentro con las jóvenes generaciones”. Los catequistas están llamados a fomentar su ser misioneros pues deben desarrollar “metodologías e instrumentos creativos que hagan coherente el anuncio del Evangelio con la transformación misionera que la Iglesia ha emprendido”.

Para poder desempeñar su ministerio, uno de los requisitos que señala el Papa consiste en “que reciban la debida formación bíblica, teológica, pastoral y pedagógica para ser comunicadores atentos de la verdad de la fe”. Las OMP, en su empeño de ofrecer formación misionera para todo el pueblo de Dios, presentan a los catequistas los recursos necesarios para una profunda formación para que puedan prestar su contribución a la transformación misionera de la Iglesia. De entre ellos, destaca el Curso de evangelización misionera de la Cátedra de Misionología de la Universidad Eclesiástica San Dámaso de Madrid. Se cursa los miércoles en horario de tarde y en modalidad presencial física y online para que las personas interesadas lo puedan compatibilizar con sus obligaciones laborales. El Curso es interesante para tener la formación teológica básica pero indispensable para que los agentes de pastoral –incluidos los catequistas- puedan realizar su ministerio con sensibilidad misionera para animar la misión de los bautizados y sus comunidades.

La Cátedra, además, ofrece el Diploma en Misionología, también en horario de tarde. Ante los nuevos retos que el mundo plantea, el Papa Francisco está impulsando en la Iglesia una verdadera conversión misionera. Esta nueva etapa evangelizadora requiere discípulos misioneros formados para poder anunciar el evangelio en las periferias existenciales de nuestro mundo. Para tener el Diploma no hacen falta requisitos previos y también se puede asistir de manera presencial física y online. El título de Experto en Misionología, en cambio, va dirigido a Bachilleres eclesiásticos en Teología o Ciencias Religiosas; o graduados universitarios que acrediten estudios teológicos en algún Centro Superior de Estudios.