OMPRESS-CÁCERES (22-04-21) Es lo que dice Pedro Jesús Mohedano, sacerdote de la diócesis de Coria-Cáceres, en la que ha sido durante años Delegado de Misiones y en la que ha impulsado la animación misionera, colaborando él mismo económicamente. Todo para que “ninguna vocación se pierda por falta de medios”. De cara a la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Jornada de Vocaciones Nativas, que se celebrará el próximo 25 de abril con el lema “¿Para quién soy yo?”, en un vídeo Pedro Jesús anima a otras personas a ayudar a los jóvenes que el Señor sigue llamando en territorios de misión.

“Queridos amigos: la Iglesia es una gran familia, extendida por todos los rincones del mundo, y desde los últimos tiempos estamos teniendo una experiencia preciosa en los países de emisión dónde crecen las vocaciones a la vida sacerdotal y religiosa también de una manera casi espectacular. Son muchísimos los jóvenes que quieren ser sacerdotes, pero tienen serios problemas, carecen de recursos suficientes para afrontar los estudios, por eso la Iglesia que es nuestra familia, nuestra gran familia, nos invita a todos a través de esta jornada de las Vocaciones Nativas a colaborar para que estos jóvenes puedan cumplir el sueño de ser un día sacerdotes.

El Papa San Juan Pablo II nos decía ‘que no se pierda ni una sola vocación por falta de recursos económicos’. Yo lo vengo haciendo desde hace varios años, desde mi humilde aportación, y estoy muy orgulloso porque las vocaciones son como la primavera de la vida de la Iglesia. Lo podemos hacer de muchas formas: con una pequeña cantidad; subvencionando un curso; con media beca que son 1000 euros; o una beca completa. Cualquier donativo va a fructificar en flores de vocaciones para el bien de la Iglesia universal. Te animo a colaborar, es hacer crecer la Iglesia y el Evangelio en el mundo. Un abrazo».

Más información en www.paraquiensoy.com y formas de colaborar en www.vocacionesnativas.es.