OMPRESS-PERÚ (14-02-22) Hoy tiene lugar el preestreno del documental sobre la hermana María Agustina Rivas López, la religiosa peruana asesinada por el grupo guerrillero comunista Sendero Luminoso en 1990, mientras defendía los derechos del pueblo Ashaninka en la selva central del Perú.

La Red Eclesial Panamazónica, REPAM, junto a SIGNIS ALC, la Asociación Católica Latinoamericana y Caribeña de Comunicación, han producido este documental que es el séptimo de la serie “La vida por la Amazonía”.

La hermana Aguchita, como era conocida cariñosamente, era religiosa de la congregación del Buen Pastor. Nacida como Antonia Luzmila cambió su nombre como religiosa al de María Agustina. En los años que estuvo en la misión de La Florida, en el Vicariato de San Ramón, en la zona de la selva central de Perú, trabajó, junto a su comunidad religiosa, ofreciendo asistencia sanitaria, educativa, brindando alimentos, alfabetizando principalmente a mujeres y capacitándolas productivamente, organizando clubes juveniles e impartiendo catequesis familiar en las comunidades rurales. Su labor se centraba sobre todo en las comunidades Ashaninka del Valle del Perené, una comunidad de unas 55.000 personas, un pueblo indígena profundamente afectado por los enfrentamientos, una verdadera guerra, que azotó la zona a finales de los años 80. La hermana fue asesinada el 27 de septiembre de 1990. Su beatificación fue aprobada por el Papa Francisco el 22 de mayo de 2021, tras el reconocimiento de su martirio por parte de la Congregación para las Causas de los Santos.

El rodaje del documental sobre la religiosa se ha llevado a cabo en las poblaciones en las que trabajó Aguchita, con la estrecha colaboración de la Congregación del Buen Pastor, Vicariato Apostólico de San Ramón y el Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica.

Los anteriores documentales de “La vida por la Amazonia”, que recogen la biografía de mujeres y hombres que, como Aguchita, fueron testigos del Evangelio y de la vida para los pueblos amazónicos, han tenido como protagonistas a figuras como Mons. Labaka, Kiwxi, la hermana Cleusa o Ezequiel Ramin, en una serie que constará de 10 capítulos. La serie busca reflejar las acciones, el pensamiento y el espíritu que animaba la vida de estos mártires y suscitar reflexiones sobre la lucha por los derechos y la defensa de la vida y del territorio.