OMPRESS-FILIPINAS (19-05-21) Los seminaristas del Seminario Teológico San Juan María Vianney, de Cagayán de Oro, en la isla filipina de Mindanao, plantarán 500 árboles en sus parroquias de origen, como conclusión del año Laudato Si’ y por los 500 años de la llegada de la fe al archipiélago filipino. Los primeros seis árboles, de los 500, se han plantado en el mismo seminario. Los 494 árboles restantes se plantarán en los lugares de origen de los seminaristas del San Juan María Vianney. Cuando los seminaristas se vayan a casa de vacaciones a finales de este mes, se llevarán a casa las plantas preparadas en el invernadero del seminario y las plantarán en sus parroquias y comunidades, allí donde nació la planta de su vocación. Una actuación que se encuadra en las numerosas celebraciones que se están viviendo en el país con motivo de los 500 años de cristianismo, una celebración que se prolongará hasta el 22 de abril de 2022.

Este proyecto “500 árboles por los 500 años de cristianismo en Filipinas”, no es la ´nica iniciativa ecológica del seminario, que también cuenta con un “árbol de la comunidad” y otras actividades, como respuesta al desafío del Papa Francisco de “cuidar nuestra casa común” y celebrar el año Laudato Si’.

La Iglesia filipina está llevando a cabo en los últimos años numerosas iniciativas centradas en la plantación de árboles y regeneración ambiental. En las últimas décadas, debido en gran parte a la tala ilegal, la superficie forestal de Filipinas se ha reducido de un 70% de la superficie del archipiélago a solo un 20%. El mismo gobierno filipino aprobó una ley que exige a los estudiantes que quieran graduarse que planten 10 árboles, para crear conciencia del problema.