OMPRESS-ROMA (30-06-21) El próximo año se celebra el 150 aniversario del nacimiento del fundador de la Pontificia Unión Misional, una de las cuatro Obras Misionales Pontificias, que ya en su época estaba convencido de la necesidad de que toda la Iglesia estuviera en misión. Su lema: “Todas las Iglesia para el mundo entero”. El padre Dinh Anh Nhue Nguyen acaba de ser nombrado secretario general de la Pontificia Unión Misional, la Obra que se centra en la formación y la animación misioneras, y de la que dependen por ejemplo la agencia de noticias Fides y el Centro Internacional de Animación Misionera, donde ayer se celebró un encuentro especial de oración por la paz en Myanmar.

En una comunicación en vídeo a todas las direcciones nacionales de las Obras Misionales Pontificias, el padre Nguyen recuerda que en este próximo año 2022, la Pontificia Unión Misional celebra el 150 aniversario del nacimiento del beato Paolo Manna, fundador de esta Obra, una oportunidad para que todos nosotros redescubramos y reavivemos su carisma que tiene como objetivo la formación, animación y concienciación misionera de nuestras iglesias locales, al servicio de la misión del Papa y de la Iglesia universal. Por eso en 2022 con los directores nacionales y diocesanos intensificaremos las diversas iniciativas de formación y animación misionera, como las causas, seminarios de estudio, webinar, conferencias, predicaciones, meditaciones bíblicas misioneras por todo el mundo y para todos, religiosas y religiosos, laicas y laicos.

San Pablo VI llamaba a esta Unión Misional el alma de las demás Obras Misionales Pontificias porque el éxito de las otras Obras depende en gran medida de la vitalidad de la Pontificia Unión Misional. Intentaré hacer todo lo posible para llevar a adelante nuestra común labor de formación y animación misioneras de la Iglesia universal y de las Iglesias locales, siempre con entusiasmo y creatividad, y en el espíritu de comunión y colaboración con todos. Juntos podemos hacer muchas cosas para promover y apoyar mejor las actividades misioneras de la Iglesia universal y de las Iglesias locales, siguiendo el lema del beato Paolo Manna, “Todas las Iglesia para el mundo entero”.